Arrestos de inmigrantes en la frontera de Estados Unidos y México alcanza cifra récord

ByQUINN OWEN via ABCNews logo
Wednesday, September 21, 2022
Las detenciones en la frontera superan los 2 millones
Un inmigrante es registrado después de ser detenido por agentes de la Patrulla Fronteriza de EE. UU. en la base de las montañas Baboquivari, el 8 de septiembre de 2022, cerca de Sasabe, Arizona.
ABCNews

La cantidad de arrestos o detenciones de inmigrantes en la frontera con México este año fiscal se mantiene a un nivel récord, según datos publicados el lunes.

Esto mientras que los republicanos critican duramente a la administración Biden, incluso cuando la Casa Blanca dice que está trabajando para manejar la inmigración con humanidad.

La administración Biden también dice que su influencia sobre quienes buscan ingresar al país es muy limitada.

Las detenciones de inmigrantes por parte de la Patrulla Fronteriza de EE. UU. han superado los 2 millones en lo que va del año fiscal, incluidas personas que se entregan a las autoridades entre los puertos de entrada terrestres, según datos de la agencia.

Con más de un mes que le queda al año fiscal, la cantidad de detenciones marca un aumento significativo desde 2021. En ese año fiscal, las autoridades detuvieron a inmigrantes más de 1.6 millones de veces y se encontraron con inmigrantes casi 2 millones de veces, en lo que entonces era un nuevo récord. En lo que va del año fiscal 2022, ha habido más de 2.4 millones de encuentros con inmigrantes.

Un número creciente de inmigrantes ha estado ejerciendo su derecho legal de evitar la deportación a través de reclamos humanitarios desde que la pandemia de COVID-19 cerró por completo el procesamiento estándar de inmigración en marzo de 2020.

La cantidad de tiempo que se lleva para resolver los reclamos humanitarios que los inmigrantes pueden hacer para permanecer en los EE.UU. significa que muchos de ellos terminan quedándose en el país durante meses o años mientras sus casos van a juicio.

En general, las autoridades en agosto vieron un aumento del 2.2% mes tras mes en encuentros únicos con inmigrantes, según los nuevos datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. Ese aumento se produjo a pesar de que hubo menos inmigrantes de América Central y México, y fue impulsado por personas que llegaron de Cuba, Nicaragua y Venezuela, dijeron funcionarios de la administración de Biden.

La administración ha tenido negociaciones en curso con varios países que tienen sus propios obstáculos y limitaciones para recibir inmigrantes, según los funcionarios. Partidarios señalan la cantidad de inmigrantes que enfrentan dificultades económicas y turbulencias sociopolíticas en sus países de origen.

El Departamento de Seguridad Nacional destacó el lunes que "más personas detenidas en la frontera serán removidas o expulsadas este año que cualquier año anterior".

Según los datos del gobierno, de los 203,598 individuos detenidos a lo largo de la frontera con México el mes pasado, más de dos tercios son adultos solteros y el 48% de los encuentros de adultos solteros resultaron en una rápida expulsión del país de acuerdo con una orden de salud pública de la era Trump, bajo el Título 42 de la ley federal de los EE. UU., que reduce las oportunidades para que los inmigrantes presenten reclamos legales para evitar la deportación.

Un poco más de 1.04 millones de detenciones resultaron en una expulsión relacionado con el Título 42 en el año fiscal 2021.

En medio del escrutinio de las altas cifras de inmigración, los funcionarios de la administración Biden dicen que, en su opinión, la demanda reprimida de ayuda humanitaria durante el tope de la crisis de COVID-19 se vio agravada por las restricciones de inmigración estrictas del expresidente Donald Trump, incluidas medidas que obligó a los solicitantes de asilo a regresar a México mientras sus solicitudes se procesaban en los EE.UU.

A medida que el gobierno ha tratado de revertir esas restricciones, funcionarios también han ampliado los esfuerzos de aplicación de la ley lo cual es una fuerza impulsora detrás del histórico alto número de detenciones.

En mayo, el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, describió un plan de seis puntos para abordar la inmigración fronteriza mientras el departamento se preparaba para ponerle fin al Título 42, antes de ser bloqueada en los tribunales.

"Lo que estamos haciendo es aumentar el personal, tanto en la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU., específicamente la Patrulla Fronteriza, como en las operaciones de deportación dentro del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés), para acelerar las deportaciones", dijo Mayorkas.

En aquel momento, Mayorkas testificó sobre planes que incluían acelerar el procesamiento para evitar la superpoblación en las estaciones fronterizas y un aumento de recursos para reforzar el transporte de inmigrantes detenidos, así como servicios médicos.

Los funcionarios dijeron el lunes que la administración Biden continúa implementando y actualizando estos planes.

Mientras tanto, los republicanos han denunciado el enfoque de la Casa Blanca hacia el nivel alto de inmigración. Algunos líderes republicanos en los estados fronterizos y en otros lugares también han utilizado a los inmigrantes como parte de trucos políticos para señalar sus críticas, por ejemplo, comprar boletos de autobús y avión para trasladar a los inmigrantes a estados demócratas.

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Eric Adams, dijo esta semana que necesita ayuda para recibir a los inmigrantes que han llegado a su ciudad. Es una solicitud que no parece resonar entre los funcionarios de Texas, incluido el gobernador republicano Greg Abbott, quienes están manejando la llegada de inmigrantes a un nivel muchas veces mayor en comparación con el número que enviaron a otros estados al norte.

"Nos comunicamos con ellos y pedimos coordinar y trabajar juntos para que podamos enfrentar esta crisis juntos", dijo Adams a Jonathan Karl de ABC News. "Se negaron a hacerlo".

"Respondieron la llamada y dijeron que se coordinarían. Estoy hablando del gobernador Abbott. Que se coordinarían, y no se coordinaron en absoluto porque no creo que fuera políticamente conveniente para ellos coordinarse", añadió Adams. "Fue más para hacer esto, básicamente, el espectáculo político que estás viendo ahora".

La oficina de Abbott, que dijo en agosto que la política de inmigración de la Casa Blanca estaba "abrumando a las comunidades de Texas", no respondió a las preguntas de ABC News sobre el nivel de coordinación entre funcionarios.

Related Topics