¿Pueden estar relacionados los tatuajes con el cáncer? Un experto dice que no es tan sencillo

Denise Dador Image
Wednesday, June 12, 2024
Can tattoos be linked with cancer? Expert says it's not that simple
A recent study out of Lund University appears to show an association between having tattoos and a heightened risk of cancer, but experts say more research is needed to establish causation.

LOS ÁNGELES (KABC) -- Arrepentirse puede ser el mayor efecto secundario que tiene la gente cuando se tatúa, pero un estudio reciente sobre una posible conexión entre los tatuajes y una forma de cáncer ha dado qué hablar a mucha gente.

Los tatuajes son arte y una forma única de expresarse. Pero los científicos saben poco sobre sus efectos a largo plazo en la salud. Ahora, investigadores suecos de la Universidad de Lund tratan de conectar las piezas. Recopilaron datos de 12,000 personas de entre 20 y 60 años entre 2007 y 2017 para comprobar si tener un tatuaje parece aumentar el riesgo de padecer una forma agresiva de linfoma.

"Su evaluación es que creen que hay un aumento del riesgo de alrededor del 20% en comparación con las personas que no tienen tatuajes", dijo el Dr. Erwin Grussie, un destacado experto en linfoma en el Providence St. Joseph's Medical Center.

Dijo que la teoría es que, de algún modo, la tinta de los tatuajes entra en el sistema linfático del cuerpo. Pero eso no significa que la tinta de los tatuajes provoque necesariamente cáncer. Grussie dijo que los hallazgos son sólo una asociación y no prueban causa y efecto.

"No creo que las personas que tengan un tatuaje deban asustarse ahora mismo. No creo que esto signifique que alguien que tenga un tatuaje vaya a desarrollar un linfoma. Deberíamos esperar a tener más datos", afirmó.

Un punto interesante fue que no parecía importar cuántos tatuajes tuviera una persona.

"Un tatuaje parecía conllevar el mismo riesgo que varios", afirma Grussie.

El tiempo, más que la cantidad, parecía marcar más la diferencia. El riesgo parecía ser mayor en los tatuajes más recientes, realizados en un plazo de dos años, que en los más antiguos, realizados hace más de una década.

Grussie señaló que es necesario seguir investigando para demostrar la causalidad y ver si los factores relacionados con el estilo de vida, como el tabaquismo, influyen en estos resultados. Pero mientras tanto, dijo que hay que ser conscientes de que esto es algo que los investigadores están estudiando.

"Hay algunas preguntas que aún no han sido respondidas, pero eso no significa que alguien que tenga un tatuaje vaya a contraer algún tipo de cáncer", dijo.

Grussie dijo que el riesgo de contraer una forma agresiva de linfoma es bastante raro, y no es apropiado dar ninguna recomendación sobre tatuajes basada en este único estudio.

Related Topics